De dormir conmigo a dormir en su cuna: aliviando el proceso

De dormir conmigo a dormir en su cuna: aliviando el proceso

Una duda general entre los padres es cómo lograr que el bebé duerma solo en sus cuna. El proceso puede ser muy difícil y se requiere de mucha paciencia.

Sin embargo, existen medidas que puedes tomar para aligerar el paso del bebé de dormir en la cama materna, a hacerlo en su propia cuna.

 

Medidas para acostumbrar al bebé a dormir solo

Primero que todo, es importante que los padres estén conscientes de la importancia que tendrá para el bebé que le enseñemos a dormir solo. No se trata únicamente de la privacidad de los padres, sino también que el bebé comienza a desarrollar la confianza en sí mismo. De lo contrario, solo se sentirá seguro en compañía de los progenitores, y eso podría traerle problemas en su vida futura.

Por ello, debemos ser responsables y mantenernos fuertes en la convicción de que aprenda a dormir solo. Cuando llore y se queje, debemos procurarle tranquilidad, pero en su propia cuna. Solo lo meceremos o estaremos junto a él, sin hablar ni quejarnos. Así el bebé intuirá que es una decisión invariable.

Una regla de oro para educar al sueño en su cuna a nuestro bebé, será el cumplimiento de una rutina diaria con horarios precisos. Los bebés son muy sensibles a la percepción de estas rutinas. El cumplimiento de estas les ofrece seguridad en medio de tantas novedades del mundo que comienzan a conocer.

Esta rutina pudiera incluir un baño agradable o cualquier amenidad previa al sueño, sin alterarle. De este modo intuirán que su hora de dormir está por llegar, y la relacionarán a la vez con un momento agradable en su día. También puede ayudar el recitado de unas palabras o una canción que guste al bebé y quede como tradición al dormirlo.

Enseñar a dormir en su cuna a nuestro bebé es imprescindible para su educación.